Compañía canadiense patenta en EE.UU. un ascensor espacial de 20 kilómetros de altura

La torre tendrá una plataforma de despegue y aterrizaje en la cima.

La idea no es nueva, se le ha
ocurrido antes a escritores de ciencia ficción, científicos, cineastas,
niños… Hasta quizás se te haya ocurrido a ti: construir un ascensor
para viajar al espacio.
Y, esta semana, una empresa canadiense
logró obtener la patente en Estados Unidos y Reino Unido para hacer este
proyecto realidad.
El modelo que propone Thoth Technology Inc es una torre inflable de 20 kilómetros de altura con un elevador eléctrico en su interior.
La
idea es que la nave y los astronautas asciendan a la cima de la torre
por un ascensor y, desde una plataforma ubicada en el techo de la torre,
“se lance la nave hacia el espacio”, explica Brendan Quine, el inventor
detrás del proyecto.

“La nave podría regresar luego a la plataforma para recargar combustible y volver a partir”.
Así,
la sonda espacial podría iniciar su vuelo de forma horizontal, evitando
el gasto de energía que se produce por causa de la gravedad terrestre y
el roce con la atmósfera.

Ahorro

En
la actualidad, la única forma de alcanzar altitudes que superan los 50
Km es mediante un cohete, un método que Quine describe como altamente
ineficiente.
“Calculamos que con este sistema podríamos ahorrar
aproximadamente un 30% de los costos del combustible que se emplea para
viajar a la órbita terrestre baja”
, le dice Quine a la BBC.
Esto, añade, favorecería la exploración espacial, que se ve limitada por el costo que implica lanzar una sonda al espacio.

Más abajo

Con 20 kilómetros de altura, la estructura, bautizada Torre ThothX, será 20 veces más alta que el Burj Khalifa en Dubai, el edificio más alto del mundo.
Las
críticas a proyectos anteriores similares apuntaban a que no había un
material que pudiese soportar su propio peso en grandes alturas.
La estructura podrá mantenrse de pie aunque la golpée un huracán.
 
Sin embargo, el modelo de Thoth Technology Inc propone una estructura de no más de 20 Km.
Es
decir, una estructura más baja que se encuentre en la estratósfera y no
más arriba en la órbita geoestacionaria, donde se encuentran los
satélites.
Según la empresa, la torre -presurizada
neumáticamente y guiada desde su base- tendrá la capacidad de mantenerse
estable incluso si se produce un huracán.
El paso siguiente es construir un prototipo de 1,5 Km, que Quine calcula demorará cerca de 5 años.
“Después, tomará entre tres y cinco años construir la torre completa”, explica el inventor.
La
empresa contempla también permitir la visita de turistas a la torre
para que puedan experimentar condiciones similares a las del espacio
pero sin la falta de gravedad.
Fuente | BBC

from Blogger http://ift.tt/1NlMReP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s