Bill Mark, padre de Siri: “Queremos pasar de tener un asistente virtual a un especialista virtual”


Es imposible
no pensar en Scarlett Johansson cuando se habla de Siri (el asistente
de voz que incluyen los iPhones y los iPads). O viceversa. La culpa la
tiene Her, la extraordinaria película de 2014 firmada por Spike
Jonze en la que la voz de la actriz estadounidense daba vida a un
sistema operativo tan evolucionado que era capaz de reproducir emociones
humanas hasta el punto de enamorarse -y enamorar- al personaje que
interpretaba Joaquin Phoenix. Y dado que todas las comparaciones son
odiosas, las relaciones entre ambas desde que apareció la ficción de
Jonze en la vida del asistente de Apple no han sido buenas. Una
periodista de la revista Wired se atrevió a pregunta a su Siri si ella
era Samantha (nombre del sistema operativo de la película) y la
respuesta no fue muy cortés: “creo ella ha elegido un mal nombre para la
inteligencia artificial”. Una forma de afirmar que no la consideraba
muy inteligente. Por su parte, el cineasta afirmaba que era normal que
Siri se sintiera intimidada por Samantha.

Dejando a un lado las disputas entre estas dos divas virtuales (sí,
Siri también puede expresarse con voz masculina, pero no es lo mismo),
lo cierto es que la llegada del asistente personal de Apple representó
un gran avance en la forma en que nos relacionamos con nuestros
teléfonos a través de la voz. Bill Mark, uno de los orgullosos padres
del invento, describe que su evolución lógica es pasar de tener un
asistente virtual a un especialista virtual. No limitarse a consultar a
Siri acerca del mejor restaurante en una zona y pedir que te haga una
reserva como hasta ahora, sino dejar en sus manos -o en las de alguna
aplicación similar- la gestión de tus finanzas o ayudar con temas
relacionados con la salud. Mientras esperamos a la revolución de la
inteligencia artificial, podremos disfrutar de coachs virtuales para asuntos de especialistas.

Una tendencia que continuará evolucionando en el futuro según Mark.
En su laboratorio trabajan para que nuestros ordenadores sepan lo que
deseamos haciendo un simple gesto. Una reducción en la velocidad del
tiempo de respuesta que será lo que cambie todo y ofrezca el paso
definitivo hacia lo que llamamos el “Internet de las cosas”.

Bill Mark

Bill Mark


Presidente de informática y computación de SRI International
Fuente | One El País

from Blogger http://ift.tt/1FE20WL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s