Análisis: Samsung Galaxy View

En 2011 Samsung anunció el Galaxy Note, un smartphone de 5.3″ que iba a mostrar el camino de la verdad al resto de fabricantes. En su momento casi todos nos echamos las manos a la cabeza, y cosas peores, los ríos de memes corrían por Twitter y la chanza fácil salía de nuestras bocas. 

Cuatro años después, con un teléfono de 5.7″ en el bolsillo, me siento bastante más humilde a la hora de hablar de los experimentos de la coreana. 
Un experimento interesante de Samsung
Galaxy View es uno nuevo de esos experimentos que parece haber dado con la tecla.
Está muy lejos de ser perfecto, y su precio no ayuda, pero no me cabe
duda que aquí hay un resquicio de oportunidad para que el mercado de
tabletas siga expandiéndose en multitud de formas y factores.
 

Con las tabletas de 6 y 7 pulgadas podemos acceder a información
rápida, leer, navegar y ver contenido multimedia rápida y cómodamente.
Pero nosotros solos. De ahí que hayan vendido tantas, son dispositivos
individuales, y cada vez más y más baratos, como ha demostrado Amazon tirando los precios por la ventana de su Kindle Fire.


Son estas tabletas las que copan la mayoría de las ventas del segmento.
Prácticamente eternas que compramos y que no cambiamos nunca porque
siguen cumpliendo su cometido, han cambiado la forma en la que
consumimos contenido multimedia en nuestros hogares.


La Galaxy View toma esa evolución, la repiensa y busca el hueco:
tabletas grandes que podamos utilizar para ver contenido multimedia, o
como apoyo de otra máquina.


Al contrario que un televisor, una tableta la podemos mover por la casa donde queramos,
pero su pantalla pequeña comparada con la del televisor y su falta de
soporte claro, hacen que nos quedemos en tierra de nadie, o utilicemos
una tableta de 10″ para ver un capítulo de una serie mientras recogemos
la cocina, o ver la tele en directo mientras hacemos la comida.


La definimos como tableta porque es Android completo, pero no es plano. Por detrás cuenta con una parte convexa, un bulto, que utiliza como inicio del soporte triangular, y hace que la tableta tenga una inclinación al ponerla tumbada sobre un escritorio.


Mucho más versátil que un televisor, pero también mucho más caro y pequeño 
También
extraña ver que tiene un asa en su parte de apoyo, que es muy útil para
llevarlo cómodamente de habitación en habitación por la casa. Si me dijeran que iba a acabar 2015 con asa en una tableta yo tampoco me lo creería, pero ahí está.


Apoyada en el soporte, o extendida sobre una superficie plana, el Tab
View se puede definir fácilmente como un televisor que te puedes llevar
de una habitación a otra. ¿Para qué lo quieres? No sé. ¿Para qué quería la gente en los años 50 un mueble que recibía imágenes en blanco y negro durante unas horas al día? Pues oye. Retomando el párrafo inicial, el futuro de la electrónica de consumo se construye con objetos que no sabíamos que queremos.


¿Quiero una Galaxy View en mi casa? Sí. Pero no creo que va a haber
suficiente demanda de este modelo debido principalmente al precio,
aunque sí veremos a otros fabricantes seguir el camino de Samsung y
sacar modelos similares.
Estoy seguro que Samsung tiene prototipos de 15, de 21 y de 24 pulgadas, por decir algunos tamaños, y que han optado por tantear el terreno primero con esta versión. También estoy seguro que si costaran la mitad, tendrían mucho más éxito.

El precio, 649 € en España, es el principal obstáculo para esta tableta.
Por dentro cuenta con 2 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento —también hay
versión con 64 GB— y un Exynos 7580, un procesador de gama media y
arquitectura de hace un par de años, que siendo sinceros hace su trabajo
más que suficientemente.
 

La primera tabletele


Estos componentes internos no justifican el precio, ni de lejos.
Por este precio te compras una gran televisión, que es más inútil en
cuanto a catálogo de funciones que pueden hacer —al fin y al cabo cuenta
con Android 5.1— pero no la puedes mover fácilmente. A este precio, la
Galaxy View es poco apetecible para muchos bolsillos.

Como digo, viene con Android 5.1 y siempre puedes instalar tus
aplicaciones favoritas Email, Facebook, navegar por Internet, etc. — He
encontrado especialmente útil Google Now, preguntar al aire en la cocina
por qué tiempo va a hacer el domingo y que me responda “la tele” me ha
hecho gracia. Si la combinación de smartphone y un tablet es un phablet, esto es una tabletele.

El software especializado debería mejorar bastante 
Pero al final, mi uso principal ha sido como aparato multimedia. De hecho la he descrito siempre como “tele” a los familiares incautos que se han aventurado en la cocina.
Samsung ha añadido una pantalla de inicio alternativa llena de
aplicaciones multimedia listas para ser activadas, personalizadas a cada
país. En la versión española venían la de RTVE, TV3, Antena 3, Netflix,
Filmin, etc. Las que esperas ver, y menos mal porque este listado de 16 aplicaciones no es editable. Espero que Samsung lo corrija con una actualización de software.

La Galaxy View cuenta con una cámara frontal muy simple y mejorable de 2 megapíxeles.
Podría ser una gran herramienta para charlar por Skype mientras
cocinas, o mientras te preparas para salir, pero la cámara se queda
corta para mi gusto. Un sensor mejor ayudaría mucho.

Últimas consideraciones

A nivel de batería, puedo decir que ni impresiona ni se queda corta,
podría ser mejor pero siendo sinceros, me imagino que el uso principal
será el de estar casi siempre cerca del cargador. Aún así aguantó unas 5
horas de episodios de Expediente X, es de suponer que similar mientras
vemos otras películas y series.

Hablando de la batería, me chocó que el cargador no fuera el microUSB tradicional,
viene con un cargador “de portátil” normal, al necesitar mayor flujo de
electricidad, algo que no importa mucho, pero pierdes la gracia de
poder cargarla rápidamente con uno de los varios microUSB que todos
tenemos por casa.

También echo de menos un receptor de señal TDT incorporado,
pero quizá Samsung no haya podido encontrar una forma suficientemente
buena de incorporar la antena dentro. ¿Quizá para otros años?

Tampoco tiene teclado físico, pero si quieres puedes conectar uno por bluetooth como en cualquier tableta Android.

Conclusión

Galaxy View es un concepto interesante y llena una utilidad real pero marginal.
No será un gran éxito de ventas, pero no me extrañaría que dentro de un
año fueran común verlas en las cocinas de algún familiar o amigo.

Hay mucho que mejorar todavía principalmente el precio debería ser menos de la mitad, el software debería ser más versátil, y la cámara debería contar con un sensor mejor.

Pros

  • Utilidad: Muy útil poder cambiarla de habitación cuando quieras, si tienes una cocina grande más aún.
  • Diseño: muy compacta para 18.4″.


Contras


  • Precio: No merece la pena los 649 € que cuesta, y casi que no merece la pena la mitad de ese precio.
  • Software mejorable: Debería poder editarse la pantalla de inicio multimedia.
  • Sin TDT: Ojalá para próximas versiones.
  • Cargador no estándar: Quizá USB 3 o USB Type-C para la próxima.
  • Cámara regular: Podría mejorar para videollamadas.

from Blogger http://ift.tt/1UGVOjR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s